¿Estás pensando en un vídeo para tu empresa?

En Index queremos aportar nuestra experiencia para explicarte cuál es la disciplina productiva que seguimos en este tipo de proyectos.

Briefing: qué queremos comunicar. Lo primero es definir objetivos: qué es lo que quieres comunicar, cuál es tu publico y a qué canales irá dirigido el vídeo. Este primer briefing nos proporciona los datos necesarios para marcar nuestra estrategia de comunicación.

Presupuesto: siempre desglosado. El presupuesto se presenta siempre con todas las partidas desglosadas, de modo que el cliente tiene toda la información detallada y puede tomar decisiones en base a la misma.

Guión: la base de toda la producción. Con el ok del cliente cerramos el calendario de producción y nos ponemos manos a la obra con el guión. El guión incluye el desglose de secuencias, tanto a nivel técnico, como de locución, y marcará las necesidades de toda la producción. Importante: huir de vídeos excesivamente largos. Buscamos captar la atención en el menor tiempo posible.

Locución: siempre con locutores nativos profesionales. Las versiones en idiomas son una tónica habitual en nuestras producciones, habiendo realizado locuciones hasta en 14 idiomas. Para ello, contamos siempre con traductores profesionales; así como con un amplio casting de voces nativas y de reconocido prestigio, como el veterano José María del Río (National Geographic).

rodaje

Rodaje: cada vídeo, unas necesidades. Es el momento de meternos en acción. Cada rodaje es distinto y se le destina un equipo técnico y humano adaptado al mismo. Contamos con los profesionales y la tecnología necesaria para sacar lo mejor de cada encargo.

Edición y postproducción: marcan la diferencia. En Index sabemos que una buena postproducción marca la diferencia, de ahí que nos guste estar siempre en continua renovación y al día de todos los avances en etalonaje, motion graphics y otras técnicas audiovisuales.

Revisión: el cliente tiene la última palabra. Terminado el vídeo, presentamos una primera versión al cliente sobre la que podrá hacer sus aportaciones o correcciones.

Entrega y archivo: fin de la producción. Con la versión final, pasamos a la masterización y entrega del vídeo en los formatos solicitados. Como parte de nuestra disciplina productiva, una vez facturado el trabajo, todo el material queda archivado y a disposición del cliente en cualquier momento.

Y ya está. Como ves una buena combinación de todo es la clave para realizar un buen vídeo y diferenciarte de tu competencia. Es #elpoderdelvideo.

Mónica Llinares. Contenidos y Producción en Index.

COMENTARIOS: